“menos es más” en comida para los perros

20 marzo, 2014 at 12:02

El “menos es más” en los perros hambrientos.

Lo lógico es pensar que ante perros hambrientos, éstos elegirán la opción con más cantidad de comida ante aquella que aunque cuantitavimente sea menor, cualitativamente sea mayor.

Pues bien, este estudio, realizado por Kristina Pattison y Thomas Zentall de la universidad de Kentucky en los Estados Unidos, se realizó con 10 perros que a priori tenían hambre. Todos los perros estaban acostumbrados a comer tanto queso como zanahorias tiernas, aunque evidentemente mostraban cierta preferencia hacia el queso…

El proceso del estudio fue el siguiente. Ante la presentación de tener que elegir entre dos opciones: Queso, o queso+zanahoria, 9 de cada 10 perros eligieron el queso, solo, sin la zanahoria. Este experimento, que hasta ahora había sido probado en humanos y primates, indica que, en este caso, los perros prefieren el “menos es más” en una decisión rápida relativa a la comida.

perro-roba-comida-del-plato-e1369846527726Los investigadores creen que esta capacidad de decisión ante estas premisas es debida a que en la mayoría de los casos es más fácil juzgar la calidad antes que la cantidad entre dos alternativas distintas. Esto es útil cuando miembros de la misma manada, como una manada de lobos, se alimentan de manera conjunta. El que vacile en la elección de su plato podría quedarse sin nada ante los más rápidos a la hora de tomar esa decisión y encontrarse el plato vacío. En el caso del perro que prefirió la la dupla de zanahoria+queso, sugiere que en ese perro los niveles de motivación fueron decisivos, por ejemplo, al tener una vida de refugios y/o haberse tenido que valer por sí mismo.

“Esta investigación indica que el efecto “menos es más” no es exclusivo de humanos y primates, sino que puede ocurrir en otras especies de mamíferos, al menos en aquellas que tienen una organización social, como los lobos, perros, chacales…” dice Pattison. Esgún la misma Pattison, se necesitará más investigación para determinar si el “menos es más” también se produce en otras especies socialmente menos organizadas como las ratas, o incluso en animales no mamíferos como las aves.